Cómo mejorar la circulación en las piernas

Cómo mejorar la circulación en las piernas

Más de 15 millones de españoles sufren de insuficiencia venosa crónica (IVC), que es la incapacidad que poseen las venas para retornar adecuadamente la sangre al corazón, es decir, presentan una circulación defectuosa en sus piernas, dando lugar a diferentes síntomas y problemas más complicados aún.

La mayoría de las personas que sufren de IVC no llegan a ser diagnosticadas, pero generalmente es más frecuente en las personas que tienen a partir de 50 años, incrementando las posibilidades de padecerla al aumentar la edad, por lo que es importante conocer el diagnóstico acertado de la misma.

Quienes efectivamente saben que están sufriendo de una mala circulación en sus piernas, además de acudir a un médico para que le recete un tratamiento para ello, también buscan consejos que los ayuden, y por eso en este artículo les diremos cómo mejorar la circulación en las piernas como complemento a su tratamiento.

Mejora la circulación de las piernas gracias a estos consejos

Aunque estos consejos ayudarán en gran medida a quienes no tienen una buena circulación en sus piernas, reiteramos que es necesario visitar a un médico para su diagnóstico, y que sea el profesional sanitario quien envíe el tratamiento respectivo.

Ahora sí, aquí te dejamos algunos consejos que seguro te servirán.

No permanezcas mucho tiempo sentado o de pie

Cuando se tiene problema de circulación en las piernas, permanecer demasiado tiempo sentado o de pie puede ser contraproducente para la persona, así que aunque se trate de un viaje en avión, coche o en autobús, debes buscar levantarse unas cuantas veces si está sentado por mucho tiempo, y en caso contrario, deberás procurar sentarse, para que así siempre la circulación de sangre por la zona afectada sea motivada.

mejorar la circulacion en las piernas

Lo ideal en los casos de los viajes largos en cualquier tipo de transporte, es contar con un reposapiés con el cual pueda cambiar de posición las piernas durante el tiempo que dure el trayecto, para que eso no suponga un retraso para llegar a su destino.

Utiliza medias terapéuticas

Existen medidas terapéuticas que están diseñadas para las personas que sufren de mala circulación en las piernas, las cuales son enviadas a colocar por el médico que trate a la persona con este problema, y que vienen con distintos niveles de comprensión para conseguir un efecto mayor, según el grado de complejidad que el paciente tiene.

Con el uso diario de las medias terapéuticas según las indicaciones del médico, el paciente mejora en gran medida el problema de circulación que tiene en sus piernas, evitando así sufrir de otros padecimientos a consecuencia de ello.

Coloca las piernas hacia arriba

Otra forma de mejorar la circulación en las piernas, es colocando estas hacia arriba cuando se esté durante mucho tiempo sentado o de pie.

Lo ideal es acostarse por completo y a partir de esa posición, elevar las piernas hasta alcanzar una altura por encima del nivel del corazón.

Si la persona que tiene problemas de circulación en sus piernas está embarazada, lo recomendable es que duerma recostada sobre el lado izquierdo de su cuerpo, además de colocarse una almohada entre las piernas, ya que de esta forma se está contribuyendo a que la circulación de sangre en esa parte del cuerpo sea más efectiva.

Reduce el consumo de sal y aliméntate de forma balanceada

Factores como el estreñimiento y el sobrepeso pueden afectar gravemente la circulación de sangre en las piernas, por lo que es recomendable mantener una alimentación balanceada, rica en fibra, verduras, frutas y cereales, pero también que no se utilice mucha sal en la preparación de alimentos.

Realiza ejercicios

Lo más recomendable es que quien sufre de IVC realice de manera frecuente ejercicio físico. No tiene que ser una rutina muy extenuante, puede ser de complejidad moderada, como caminar, trotar, nadar, manejar bicicleta, etc.

Muchas personas buscan rutinas de ejercicio que están diseñadas especialmente para quienes sufren de IVC, pero es cuestión de gustos.

Bebe agua con mucha frecuencia

También es necesario para mejorar el problema de circulación en las piernas beber agua con bastante frecuencia, que sea entre 1,5 y 2 litros diariamente, además de contribuir con la hidratación de la epidermis en esa zona con el uso de cremas, porque de esa manera se consigue que la elasticidad de la piel se mantenga y eso activa la circulación sanguínea.

Utiliza calzado y ropa cómoda

El uso de ropa y calzado muy ajustado es muy perjudicial para quienes sufren problemas de circulación en las piernas, así que lo recomendable es que estén cómodos en todo momento, ya que de esa forma podrán garantizar el retorno venoso desde las piernas hacia el corazón.

Las mujeres que padecen de IVC deben tratar de no utilizar tacones que sean excesivamente grandes, más bien deberían elegir opciones menos elevadas, que sea un calzado cómodo y ancho.

Siguiendo estos consejos sencillos y puntuales, conseguirás mejorar tu problema de circulación en las piernas, pero no dejes de visitar a tu médico para el tratamiento adecuado que debes seguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.