Alquiler de bicicletas eléctricas en Barcelona

Alquiler bicicletas eléctricas Barcelona: Puntos de carga

Barcelona consiste en una ciudad española que posee una gran población joven, la cual con el paso del tiempo apuesta en mayor medida por adoptar métodos de transporte alternativos tanto a los coches como al transporte público.

Descubre las bicicletas eléctricas para conocer Barcelona

Y es precisamente por eso, que suelen ser los jóvenes quienes apuestan mayormente por la utilización de bicicletas como medio de transporte para el día a día, destacando las bicicletas eléctricas como una de las principales opciones preferidas.

Cabe destacar además que la mayor parte de los usuarios de bicicletas eléctricas, por no decir todos ellos, suelen preocuparse por el cuidado de sus equipos con el fin de mejorar su autonomía y tener la oportunidad de disfrutar en mayor medida de sus recorridos.

Sin embargo y en ciertos casos, suelen entusiasmarse mucho con la libertad que ofrece este medio de transporte y terminan llevando a cabo un recorrido mucho más largo de lo que tenían previsto con el propósito de disfrutar de todo lo que ofrece la ciudad o sencillamente porque se multiplican las tareas que se pensaban realizar en un principio, por lo que acaban con una batería llegando a sus niveles más bajos.

En dichas ocasiones resulta muy conveniente poder encontrar un par de puntos públicos de recarga en los que sea posible poder solventar la situación, al igual que poder disponer de acceso a alguna instalación de carga y disfrutar compartiendo una bebida con amigos.

Y aunque todavía falta bastante camino por recorrer, lo cierto es que en Barcelona ya han surgido varias iniciativas tanto dentro del ámbito público como en el privado, que dan respuesta a esta necesidad de miles de ciclistas.

La iniciativa de los puntos de carga en Barcelona

En una de sus iniciativas con el fin de promover la transición de los vehículos tradicionales a las motos e incluso las bicicletas eléctricas.

Últimamente el ayuntamiento de Barcelona ha implementado diversos puntos de carga alrededor de la ciudad en la que los usuarios de esta clase de vehículos tienen la oportunidad de cargar sus baterías en las estaciones que componen el sistema de alquiler de bicicletas llamado Bicing.

De este modo y dentro del espacio destinado al aparcamiento de las bicicletas, será posible recargar la batería de este medio de transporte, lo cual será de gran utilidad para incrementar significativamente la disponibilidad de esta importante infraestructura.

A través de esta iniciativa la capital catalana ha logrado posicionarse por derecho propio, como la capital española cuando de movilidad eléctrica se trata.

Y es que se encuentra entre las ciudades de Europa más activas en relación al uso de vehículos eléctricos, lo cual queda en evidencia al apreciar la ampliación de la cantidad de puntos de recarga ubicados alrededor de toda la ciudad, a los cuales es posible agregar aquellos ubicados en los parkings subterráneos.

El auge del uso de bicicletas eléctricas en Barcelona

Con el paso de los años se hace mayor la cantidad de personas que apuestan por utilizar bicicletas eléctricas como medio de transporte en la ciudad de Barcelona, bien sea para desplazarse alrededor de la ciudad, para excursiones, realizar circuitos, paseos por vías verdes, recorrer carreteras y/o caminos, entre otros.

Y aunque seguramente ya no sea preciso hablar sobre los beneficios que ofrece este tipo de vehículos en relación a la salud, el cuidado del medio ambiente y la comodidad al desplazarse, lo cierto es que resulta necesario reconocer que pese a los puntos de carga implementados, tanto el aparcamiento seguro como la carga de batería continúan siendo para muchos ciclistas un inconveniente importante, sobre todo en zonas rurales.

Barcelona es todo un referente en otros ámbitos turísticos y culturales de España, como otros servicios especializados como los maridajes de vinos, desplazamientos en motos eléctricas u otras comodidades.

Sin embargo y durante los últimos años se ha experimentado un gran aumento en relación con la demanda de vehículos eléctricos, ya que al no depender de fuentes fósiles como el petróleo y ser considerablemente menos contaminantes que los vehículos tradicionales, se encuentran revolucionando el modo en que los ciudadanos y visitantes de Barcelona se mueven alrededor de la ciudad.

Y es justamente a causa del constante y continuo incremento de su demanda, que se convierte en una necesidad el poder disponer de una amplia red de puntos de carga a fin de lograr que la implementación de los medios de transporte eléctricos pueda ser realmente efectiva y sostenible.

De esta manera y dentro de la ciudad condal, hoy en día se matriculan alrededor del 15% de los vehículos eléctricos que circulan en España, al igual que un 38% de los que circulan alrededor de Cataluña.

Esta resulta ser una cifra que permite que la ciudad de Barcelona se imponga como pionera en cuanto a la ejecución de medidas que impulsan el uso de vehículos de este tipo, como las bicicletas eléctricas, entre sus ciudadanos.

Igualmente hay que mencionar que ha conseguido posicionarse como un modelo de referencia frente a muchas otras ciudades a nivel global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *